Cargando...

20 de junio 2017

Lanzamiento de la Red Nacional de Centros de Educación Ambiental

Desde el desierto, la pampa, los valles, los ríos, los bosques, los glaciares, los mares, los fiordos y humedales. Desde el norte, sur, este y oeste. Desde las más distintas visiones y misiones. Todos unidos por el amor a la biodiversidad y la protección del medio ambiente a través de la educación.

El lunes 12 de junio se selló uno de los grandes hitos en materia de trabajo colaborativo. Luego de tres meses de diseño, reuniones, conversatorios y seminarios, finalmente se dio el inicio oficial. A partir de la convocatoria del Ministerio de Medio Ambiente, a través de Redes Ambientales, Fundación Tata Mallku, firmó el compromiso de participación en la primera Red Nacional de Centros de Educación Ambiental.

La instancia reúne a organizaciones motivadas por el cuidado, difusión y educación del medio ambiente en los más diversos territorios del país. Desde la protección del agua en San Pedro de Atacama, pasando por el cuidado del Parque Metropolitano en Santiago, hasta la defensa de los mamíferos marinos en el extremo sur de Chile.

La elaboración de un catastro, junto con la coordinación de objetivos de educación ambiental, además de jornadas de diálogo y acciones de difusión para nutrir la oferta programática de cada espacio, fueron las etapas de diseño del proyecto que se constituyó.

En la ceremonia de lanzamiento participó el ministro (s) de Medio Ambiente, Jorge Canals, quien destacó que “no hay otra instancia tan revolucionaria como la educación ambiental” y agregó que “es impresionante el poder transformador de la educación ambiental”.

En tanto, la directora ejecutiva de Fundación Tata Mallku, Carolina Albornoz, señaló: “la relevancia tiene que ver con poder generar una conciencia en red del sentido y del poder de cambio que tiene la educación ambiental en nuestro país. Específicamente en la zona norte, nosotros estamos constantemente amenazados por mega proyectos que de alguna manera hacen confrontar las leyes medioambientales versus las leyes naturales. Esta red va a potenciar que se generen conversaciones para tomar decisiones de cambio para resguardar nuestro medio ambiente y nuestros recursos para las futuras generaciones”.

Foto web Tata Mallku CEA

Actuar en red es nuestra manera de articular y trabajar vinculando territorios y misiones, por tanto nos hace del todo sentido seguir participando y potenciando esta iniciativa, sobre todo porque creemos que se requiere del compromiso desde el mundo privado. Desde el área de filantropía de nuestras fundaciones, los parques representan en sí una red desplegada en tres puntos relevantes para la educación y el patrimonio natural y cultural. Visión expresada a través de Likandes en San José de Maipo, la Reserva Natural de Melimoyu en la Región de Aysén y el Parque Puri Beter en San Pedro de Atacama, estos dos últimos integrantes de la nueva Red Nacional de Centros de Educación Ambiental.