Cargando...

7 de mayo 2019

Aprendizaje con Equinos: Construyendo vínculos entre los caballos y las personas

Desde la cosmovisión mapuche, los caballos son algo sagrado para nosotros. Ellos trasladan nuestras ofrendas y se han usado para la protección de nuestra tierra. El caballo siempre ha estado presente”, explicó Juan Antonio Millaqueo, hijo de una autoridad mapuche lafquenche. Desde Queule, en la región de la Araucanía, Juan Antonio llegó junto a otros jóvenes de su comunidad hasta San Pedro de Atacama para ser parte del taller “Entrenamiento pie a tierra en libertad”, que dictó el especialista argentino, Mariano Cafferata.

El taller se realizó por segundo año consecutivo los días 4 y 5 de mayo en la Reserva Elemental Puri Beter y fue organizado por Aprendizaje con Equinos y Fundación Tata Mallku. Esta iniciativa generó un importante espacio de conocimiento e intercambio de experiencias entre personas de comunidades mapuche y likan antai, sumadas a participantes de otros puntos del país.

“(El taller) Es un ejercicio que invita a los participantes a conectar mente, cuerpo, emoción y sentido, para desde ahí vincularse con el caballo, desde la confianza y la igualdad de condición”, señaló Carolina Albornoz, directora ejecutiva de Fundación Tata Mallku.

Francisco Colipe, quien pertenece a una comunidad pehuenche en Curarrehue, fue enfático en resaltar la importancia que tiene el caballo en su cultura. “El animal es parte de uno, así como el músico tiene su guitarra y no deja que otro la toque, el pehuenche tiene su animal que es su compañero, es bien noble. Es un medio de transporte, de trabajo y hay que cuidarlo bien”, dijo.

Durante dos jornadas, los 17 participantes aprendieron la teoría y experimentaron la práctica de desarrollar un vínculo con el caballo desde la cercanía y la confianza, sin ejercer violencia de ningún tipo al animal. De esto da cuenta, Constanza González, nieta de autoridad mapuche lafquenche y quien también viajó desde Queule hasta la Reserva Elemental Puri Beter. “Lo que conocía era una doma mucho más dura, en cambio esto -desde mi punto de vista- es muy distinto. Acá nos enseñan de una manera pacífica, donde tú te relacionas emocional y espiritualmente con el animal. Todo es nuevo para nosotros. Ver cómo los doman pacíficamente, ya es algo nuevo”. Así como señaló Juan Antonio Millaqueo, Constanza coincide en lo sagrado que es el caballo para su comunidad. “El caballo se utiliza en las ceremonias como en el Wetripantu (Año Nuevo mapuche) y en el Nguillatun, que se realiza cada dos años”.

Los participantes del taller estuvieron acompañados de “Munay” (que significa Amor en quechua), una potranca appaloosa de casi tres años, y de su padre, “Invictus”, un caballo de diez años. Carolina Herrera, encargada del área de Aprendizaje con Equinos, resalta la importancia de compartir esta experiencia con caballos de tan diferentes edades. Asimismo, señala que este encuentro fue “desarrollado para lograr el óptimo resultado del caballo para cualquiera que sea la actividad que desempeñes, en una relación desde la cooperación y el respeto, que nos abre posibilidades no solo para vincularnos con los caballos sino con nuestro propio ser”.

4

3

2

1