Cargando...

8 de junio 2016

Gran comienzo de la Escuela Kuna o “Nosotros” de Fundación Tata Mallku

Cumpliendo expectativas y generando confianza en sus participantes, partió el primer taller de una serie de 7 jornadas de la escuela Kuna, que tiene como objetivo principal, formar y preparar a sus integrantes para trabajar con grupos humanos.

DSC_1443 (1)
Comenzó el proceso de formación de la Escuela Kuna “Nosotros” (lengua Kunza del pueblo originario Likan Antai), enfocada al desarrollo de habilidades humanas, iniciativa que representa la Propuesta Educativa Intercultural de Fundación Tata Mallku. Este comienzo tuvo lugar en el Parque Cultural Puri Beter, ubicado en la comuna de San Pedro de Atacama. El recién pasado jueves 2 de junio se realizó el primer taller, de 7 que se realizarán en la escuela. Se dictó al interior del parque, y contó con la presencia de 19 personas; 5 integrantes del equipo de Puri Beter, 4 de Fundación Tata Mallku y 10 Cultores interculturales, quienes cultivan diversos oficios.
Esta primera y exitosa jornada de la Escuela “Kuna, de facilitación de experiencias de aprendizaje para el desarrollo humano integral”, duró el día completo y estuvo a cargo de Natalia Infante, coach ontológica y coach de bioenergética y también de Marcela Iglesias, psicóloga, coach UAI & newfield y terapeuta transpersonal sistémica. El taller estuvo enmarcado en la presentación del proceso de formación, objetivos, ciclo del aprendizaje efectivo; el observador, el lenguaje, emoción y cuerpo.

DSC_1380 (1)

Este comienzo o primera etapa de la escuela Kuna es un piloto que consta de 7 módulos teóricos, prácticas de aplicación, grupos y guías de estudio, que tienen como objetivo facilitar el desarrollo de los equipos del Parque Puri Beter, Fundación Tata Mallku y Cultores, integrando a estos la ontología y el Mapa de Desarrollo Humano. Todo esto para que se formen en personas más preparadas para el trabajo con grupos humanos.

DSC_1384 (1)
Natalia Infante, Directora de Formación de Caserta, quien estuvo dictando el primer taller, la semana pasada en el Parque Cultural Puri Beter, explica que en esta primera jornada se instalaron las bases de lo que será la escuela Kuna, pero además dentro del grupo asistente, se construyó un “nosotros”, una confianza entre los participantes que compartieron, además los asistentes establecieron propósitos personales y comunes, todos en base a valores como el respeto y la humildad.
Carolina Albornoz, Directora Ejecutiva de Fundación Tata Mallku manifiesta que el primer taller cumplió con sus expectativas, “ya que potenció la confianza generada en los Cultores y equipos internos dando pie a un nuevo enfoque en las relaciones internas de nuestro proyecto”. Además agrega que se establecieron parámetros sobre la complementación de diversas visiones en un mismo sentido común (Sentido de Obviedad). También se logró establecer la importancia del manejo emocional en situaciones críticas, basados en la definición de respeto, se estableció la valoración de la construcción participativa (Comunidad) para obtener un propósito, y un lenguaje común sobre educación intercultural y agentes enemigos del aprendizaje.