Cargando...

3 de marzo 2017

El Carnaval de Machuca

Cada año, San Pedro de Atacama vive una experiencia única. Las actividades cotidianas se detienen en torno a una de las manifestaciones más arraigadas de los pueblos indígenas: el Carnaval. En su sentido auténtico, es descrito como una rogativa de la comunidad a la madre tierra, que se representa por la lluvia y la cosecha. Es una fiesta de agradecimiento a la tierra por ofrecer el producto de todo lo que los hombres sembraron.

Para muchos atacameños, es el momento más esperado del año. Suele reunir a las comunidades en sus pueblos natales y generar movimientos poco habituales en los ayllus. Es una fiesta que generalmente se celebra en febrero, en pleno mes de cosecha. Hito que inspira la decoración de las casas e inmuebles de los pueblos con chalas de choclo, girasoles y frutos de la tierra.

Carnaval Machuca

Si bien antiguamente casi todos los ayllus tenían su carnaval, en la actualidad hay varios que ya no lo celebran en el territorio. El desplazamiento de las poblaciones han trasladado las festividades de lugar y algunas comunidades las siguen celebrando. Es el caso del Carnaval de Machuca, que la última semana de febrero se realizó en la población Conde Duque. Una de las anfitrionas de la tradición fue la Alférez Juana Tinte, y Fundación Tata Mallku agradece enormemente la invitación que recibió de la familia Vera Tito para compartir en la boda, un almuerzo comunitario que se ofrece a todo quien asista a la festividad.

El sentido más intrínseco del Carnaval es el agradecimiento y la alegría por la abundancia de los productos que ofrece la Tierra. El mensaje que entrega de los antiguos es la unión y  el saber compartir. Justamente por eso, las casas abren sus puertas y reciben a todas las personas que quieran celebrar.

Cabe destacar que este año la Biblioteca Pública Ayllu Haimaitier Turi (Casa del Conocimiento en lengua Kunza) hizo honor al Carnaval instalando una mesa con elementos tradicionales de la festividad y difundiendo el sentido de la celebración.

Cabecera Carnaval Tata Mallku

Otro hito relevante de la celebración es la antigua costumbre de challar en el Carnaval. Se puede challar lo que uno quiera: carretas, herramientas de trabajo, casas. Se realiza el día martes de carnaval y están invitados todos los vecinos. Ahora se challan principalmente los automóviles para evitar accidentes.

El objetivo de la challa es bendecir los vehículo o herramienta para que sea duradera y productiva. Además, se aprovecha de compartir lo que uno tiene. La familia se reúne con los vecinos y se busca una persona para que dirija el challamento. Lo primero que se hace es pedirle autorización a la tierra para poder realizar el acto. Después, se hace la bendición de la mesa del almuerzo, se reparte el pan y se agradece. Finalmente, se busca un nombre para cada objeto que se va a challar y se le tira coca, papel picado de todos los colores, aloja, champaña y vino.

Challa Carnaval

¡Viva el Carnaval! ¡Vito vito! ¡Alabalti!